Nº 1.788 – 7 de Octubre de 2018

Quien quiera crecer

 en la gracia de conocer,

prepárese para la prueba.

  Y aquel por quien Dios apuesta,

jamás podrá fracasar.

Sentirse demasiado chico

para un puesto demasiado grande,

es como sentirse un frijol

en olla grande.

Si quieres saber cómo el hombre

fue hecho de barro,

vé al cementerio.

(Sólo que allá verás el proceso

a la inversa).

Si tienes madurez emocional,

no te importa tu color:

si eres blanco o si eres negro.

No te importa tu tamaño:

si eres gigante o enano.

no te importa tu edad:

si eres joven o anciano.

No te importa tu importancia:

Si te halagan o postergan.

Sólo te importa vivir

la vida plena de abundancia.

(Tomado del libro “PROVERBIOS: Reflexión de la vida” de Moisés Chávez)

Los comentarios están cerrados.

Meses
Archivo