Nº 1.762 – 8 de Abril de 2018

“La higuera ha echado sus higos, y las vides en cierne dieron olor; levántate, oh amiga mía, hermosa mía, y ven.”  (Cantares 2:13)

Huele a Cristo hermanos, huele a despertamiento, huele a nuevos comienzos, huele a potencia del Señor…

El Señor tiene ya preparado el Vino Nuevo, y también una generación nueva de odres nuevos y Dios no se repite.  El despertamiento o avivamiento (revival: resurrección de los tiempos primeros de la iglesia “como al principio”) que llegó hace ya muchos años en América o en África, está por llegar pronto a España y a Europa, porque así le ha placido al Señor.  Y tenemos la oportunidad única de participar en ello.

¡Iglesia amada mía, hermosa mía, levántate y ven! Déjate amar por el Señor y se terminará de perdonar la ofensa.  Se apartará y se olvidará porque “la cordura del hombre detiene su furor, y su honra es pasar por alto la ofensa.”  (Proverbios 19:11)

Déjate sanar y vayamos pasando por los pueblos anunciando el evangelio y sanando por todas partes en el nombre de Jesús.  La perspectiva del Señor es hoy como ayer: “Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega.”  (Juan 4:35).  En aquel tiempo hubo una gran cosecha comenzando en aquel día de Pentecostés, y ahora también se acerca el tiempo de la lluvia tardía y de otra grandísima cosecha.  No te quedes fuera.  Sé grano desnudo y muere hoy a tu vida vieja para renacer a la nueva.  Hoy es el día de salvación.

¿Cuántos van a ser misioneros y misioneras, pastores y pastoras, evangelistas, maestros y maestras, profetas y profetisas?

Iglesia, Jesús dijo: “como mi Padre me ha enviado al mundo, yo también os he enviado al mundo.”  (Juan 17:18)

Iglesia, el Señor nos ha enviado ahí fuera, al mundo.  Seamos luz del mundo.

La Voz de la Tórtola dice que el tiempo de la canción ha venido, y en nuestro país se ha oído Su Voz:  ¡¡Una gran cosecha!!  ¡¡Tiempo de cosecha para la familia Eben Ezer!!

Mucho amor.

Antonio Martín, pastor.

Los comentarios están cerrados.

Meses
Archivo