Nº 1.758 – 11 de Marzo de 2018

¡MUJER FUERTE!  ¡QUIÉN LA HALLARÁ!

Vale más que los brillantes; da confianza al corazón.

Su marido confía en ella y no conoce decepción.

Ella teje con los dedos cuando no hay algo importante.

Es como barco mercante que trae su pan de lejos.

Evalúa el auto y lo adquiere.  Y trabaja de taxista.

Le importa poco la “lista” de trabajos de mujeres.

Su lámpara no se apaga.  Le va bien en los negocios.

Abre sus brazos al pobre y en su casa hay de todo.

Habla con sabiduría y se expresa con bondad.

Disciplina a su familia y ahuyenta la ociosidad.

Su marido, que es gerente, es bastante conocido

en medio de toda la gente porque ella lo ha enaltecido.

Sus hijos la felicitan y su marido la elogia.

Puede haber damas virtuosas, pero esta es mejor que todas.

El donaire es un engaño, y la belleza es vacía.

La mujer que teme a Dios, será ensalzada día a día.

El éxito le depara la corona en el día final.

Mientras tanto, recompensadle.

¡Y reconoced su sitial!

 

(PARÁFRASIS DE POEMAS SAPIENCIALES.  “PROVERBIOS: Reflexión de la vida” de Moisés Chávez)

Los comentarios están cerrados.

Meses
Archivo