Nº 1.718 – 4 de Junio de 2017

Este es el día que hizo el Señor.

Este día es para ti.

Mañana, con el favor de Dios, también lo será.

Dios ha prometido aumentar nuestras fuerzas.

Sólo tenemos que levantarnos y ser valientes.

Joel 3:10:

“Forjad espadas de vuestros azadones,

Lanzas de vuestras hoces,

Y diga el débil: ¡Fuerte soy!”

Salmo 91:2:

“Diré yo al Señor:

Esperanza mía y Castillo mío,

Mi Dios en quien confiaré.”

Proverbios 18:10:

“Fuerte Torre es el Nombre del Señor;

a ella corre el justo

y se siente seguro.”

2º Samuel 22:2:

“El Señor es mi Roca, mi Fortaleza

y mi Libertador.

Mi Dios, mi Roca en quien me refugio;

Mi Escudo y el Cuerno de mi Salvación;

Mi Altura inexpugnable y mi Refugio;

Salvador mío,

Tú me salvas de la violencia.”

Salmo 61:3:

“Llévame a la Roca que es más alta que yo,

porque tú has sido mi Refugio

y Torre Fuerte delante del enemigo.”

Proverbios 14:26:

“En el Temor del Señor está la Firme Confianza,

la Esperanza para sus hijos.”

Proverbios 29:25:

“El temor al hombre es un lazo,

pero el que confía en el Señor estará seguro.”

Mantengamos nuestras metas a la vista hoy y siempre, y procuremos alcanzarlas.

Puede que estemos mucho más cerca de conseguirlas de lo que imaginamos. Mucho amor.  Joaquín Yebra,  pastor.

Los comentarios están cerrados.

Meses
Archivo